¿`Sagrada´ Biblia?

¿`Sagrada´ Biblia?
Web y libros de MiltonAsh sobre la `sagrada´ Biblia. Advierto que muchos pasajes bíblicos pueden herir la sensibilidad de algunos lectores.

jueves, 2 de abril de 2009

Ojos que no ven, corazón que no quiebra

INTRODUCCIÓN

En el capítulo 67 de la segunda parte (1615) de la genial novela El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, el protagonista propone a Sancho vivir una pacífica vida pastoril en el mismo prado donde poco antes habían topado con "las bizarras pastoras y gallardos pastores que en él querían renovar e imitar a la pastoral Arcadia". Don Quijote sería el "pastor Quijotiz" y Sancho Panza "el pastor Pancino", imaginando la felicidad del momento, entregados a la placentera ociosidad y creando poemas de amor "con que podremos hacernos eternos y famosos". La respuesta de Sancho, entrando en el juego de la fantasía, se resume en una retahíla de refranes que producen la irritación del caballero, porque "el refrán que no viene a propósito, antes es disparate que sentencia".
Uno de esos refranes de Sancho me ha servido para intitular este largo ensayo de reflexiones al cabo de la vida: "Ojos que no ven, corazón que no quiebra". Los demás sentidos se encargan de suplir la ceguera natural, pero no pueden ayudar a la ceguera voluntaria, que pretende eliminar la "quiebra del corazón" ante la angustia vital. La persona inmadura prefiere cerrar los ojos ante la incómoda verdad desvelada por la razón. Es decir, si los ojos no quieren ver la verdad, nada siente ni sufre ni se lastima o quiebra el corazón (hoy diríamos el cerebro), que premia esa actitud con la ilusión de ‘otra' verdad imaginada. Como ocurre en la película de Jonas McCord, The body (2002), cuando el sacerdote cristiano se lamenta con un escueto "no conoce mi verdad", al escuchar el relato de la verdad científica sobre la osamenta de Jesús descubierta en Jerusalén. Cuando entran en contradicción, la verdad de la razón es rechazada por la verdad de la fe religiosa, la fe de todos los dogmatismos. El fanático del Talmud, lo mismo que el fanático del Corán o el fanático de los Evangelios, siempre verán lo que quieren ver. Serán ciegos voluntarios.
...
Autor: Francisco Aguilar Piñal, filólogo español
(Leer libro completo (recomendado) en la bitácora del autor: http://fap.lacoctelera.net/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Tómatelo con calma.

Mi lista de blogs/Webs y Noticias

[laRepublica.es]

Se ha producido un error en este gadget.

Google Search

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...
Se ha producido un error en este gadget.